¿Por qué debería tener un Plan de Relaciones Públicas?

Toda campaña de publicidad con éxito se inicia con un buen plan de relaciones públicas (RP). El lanzamiento de una campaña de relaciones públicas sin un plan es como conducir los ojos vendados – no se tiene ningún sentido de la orientación, y es poco que llegue a algún lugar.
Es importante conocer sus objetivos, y qué hacer para conseguirlos, antes de tomar cualquier proyecto de publicidad. Un plan hace que sea más fácil no desviarse, monitorizar su progreso, y corregir los errores en el camino.
Además, un plan detallado y bien presentado le puede dar una gran ventaja sobre sus competidores. Una campaña bien planificada de RP puede ser incluso más eficaz que las estrategias de la publicidad cara. Algunos de los elementos que se encuentran en un buen plan de RP son:

  • Su objetivo

Comenzar por definir lo que quiere lograr a partir de la campaña, y cómo se planea llegar. Si se trata de una compañía de arranque, su objetivo puede ser la construcción de una identidad corporativa y establecer relaciones sólidas con los clientes o proveedores. Si se trata de una fundación o una asociación sin fines de lucro, puede concentrarse en la atracción de patrocinadores y de miembros. Otros posibles objetivos pueden ser generar buenos contactos o buenas ventas, sacarse de encima una mala reputación, o reinventar una marca existente.

  • Objetivos específicos

Cuando se haya decidido por un objetivo, comience listando pequeños pasos hacia la consecución de ese objetivo. Piensa que es como dividir una tarea grande en varias pequeñas tareas. Por ejemplo, si usted está vendiendo un producto o servicio, sus objetivos pueden incluir la distribución de muestras, conseguir pedidos o envíos, y la promoción en los medios de comunicación. Estas tareas deben ser prácticas y medibles, así puede ver cuánto más cerca está con cada paso del principal objetivo.

  • Su público objetivo

También debe saber a quien le está tratando de vender algo, así puede decidir cuál es su mensaje clave y cuales son los enfoques que funcionarán mejor. Una empresa de venta de alta gama de maquillaje lo más probable es que el objetivo sean las mujeres, por lo que el mensaje clave podría sugerir belleza, realce, o lujo. El plan de RP puede incluir la distribución en los salones de muestras, dar folletos en las tiendas de cosméticos, o aparecer en las revistas de mujeres. Sin un objetivo claro de audiencia, puede terminar alejándose de los clientes potenciales, o derrochando buen material en los medios de comunicación erróneos.

  • Calendario

Establecer un calendario para todo el programa de RP, así como plazos de menos tiempo para cada paso en la campaña. Para ahorrar tiempo y dinero, determine el mejor momento para tomar cada uno de los objetivos en función de su público objetivo. Por ejemplo, si su objetivo es el público joven adulto, el mejor momento para las entrevistas en televisión puede ser la hora de máxima audiencia o en horario nocturno.

  • El medio adecuado

Decidir la forma en que desea promocionar su material – hay muchos medios disponibles, tales como entrevistas con la prensa, patrocinios, seminarios, y críticas de clientes. Su elección del medio debe depender de la información demográfica sobre su público objetivo.

  • Evaluaciones

Después de cada paso, revisar los resultados de la campaña para ver si el enfoque elegido está funcionando. De esta manera, usted puede modificar su plan a medida que transcurre, en lugar de tomar grandes pasos y encontrar los errores más tarde.

  • Conclusión

El diseño de un plan de relaciones públicas puede parecer laborioso al principio, pero sin duda se ahorra más tiempo a el largo plazo. También se ahorra un montón de dinero haciéndole alejarse de los costosos errores. En caso de que haya terminado un plan de relaciones públicas, entonces usted ha ganado la mitad de la batalla.